GRAN OFERTA PRIMAVERA

Es nuestro deseo que el inicio de lo que llamamos la campaña de primavera, época en la que empezamos a pensar en arreglar seriamente ese cuarto de baño, reformar la cocina, un dormitorio infantil o toda la casa aprovechando el buen tiempo. Hemos decidido tener un detalle, más que eso, un regalo para con todos nuestros nuevos clientes. Un regalo que verdaderamente premie el esfuerzo de acometer esas reformas necesarias a nuestros clientes. Durante el mes de Abril y Mayo todos los presupuestos solicitados y visitados tendrán una recompensa muy especial. Tan seguros estamos del buen hacer de nuestros operarios que les regalamos dos horas de mano de obra profesional a lo largo del presente año.  Si, si. Dos horas de un profesional con herramienta para que todos esos trabajos que están pendientes se realicen. Te colgarán las cortinas o un cuadro, arreglarán ese enchufe que no funciona, te colocarán un grifo...  dos horas a lo largo del año en tramos de 45 min. más desplazamiento. Puedes llamarlo dos veces. Porque queremos motivaros y que os decidais a hacer esos trabajos que a buen seguro van a suponer un mayor confort y una mejor calidad de vida.

 

CONDICIONES DE LA PROMOCIÓN

 

1.- Para poderse beneficiar de la promoción es necesaria la solicitud de presupuesto, así como la visita posterior al inmueble objeto de dicho presupuesto, y la recepción de dicho presupuesto (el presupuesto será garatuíto y sin comprimiso en todos los casos)

 

2.- Oferta sólo válida para domicilios o locales pertenecientes a Madrid capital o alrededores.

 

3.- El bono objeto de la promoción se entregará junto al presupuesto final solicitado.

 

4.- El bono consta de dos sesiones de 45 minutos cada una (más 15 minutos en concepto de desplazamiento), y podrá ser utilizado en los 12 meses siguientes a la entrega de dicho bono.

 

5.- Promoción válida para presupuestos solicitados únicamente durante los meses de abril y mayo de 2016

 

2 comentarios

Consejos a la hora de acometer una reforma en el hogar

acometer reforma integral
Como acometer una reforma

La reforma es una de las cosas más desagradables que existen, de éso somos conscientes. Como empresa, procuramos que la obra sea lo más cómoda posible para nuestros clientes, pero no deja de ser una obra. En esta sección hemos querido recopilar consejos para que esa reforma sea lo menos dura posible. Espeamos que os sea de utilidad.

  • Lo primero es tener muy claro lo que estamos buscando a la hora de hacer la reforma. No es lo mismo reformar una casa para alquilarla posteriorermente, lavarle la cara para sacarla a la venta, o acometer una obra para adecuarla a nuestras necesidades como vivienda principal. Explícale a la persona que te haga el presupuesto lo que quieres, para que los materiales y los acabados se adecuen a tus necesidades.
  • Lo normal es pedir varios presupuestos. Para que puedas comparar entre éllos es aconsejable que les digas a todos los que te visiten lo mismo, ya que muchas veces, las diferencias en los precios se deben a que cosas que les hemos dicho a unos no se la hemos dicho a otros. Como recomendación personal, hazte una lista con los trabajos que quieres, y así te aseguras de que no se te olvida nada.
  • A la hora de comparar presupuestos, asegúrate que todos incluyen lo que tú has pedido. Hay veces que el presupuesto más barato, lo es por el mero hecho de que no te incluye la mitad de las cosas, y si contratas con él, puedes encontrarte con la desagradable sorpresa de que al final te sale más caro porque empiezan a añadirte cosas que no te habían incluído a precios superiores.
  • Ten en cuenta que las obras siempre suelen subir de dinero y tiempo de ejecución. Aunque el presupuesto sea cerrado, siempre se te van a ocurrir cosas nuevas que irás añadiendo sobre la marcha. Por ejemplo, cuando estés viendo como distribuir los muebles de la cocina, puedes caer en la cuenta de que te viene bien tener dos enchufes más que en un principio no habías tenido en cuenta. Cuando se empiezan a ver los espacios y como va quedando, es muy frecuente ir añadiendo cosas o cambiando lo que en un principio habías pensado. Por supuesto, igual que el contratista te subirá aquellos trabajos que añadas sobre la marcha, tiene la obligación de descontarte aquéllos que finalmente no decidas hacer (por ejemplo, si al final no cambias la ventana del baño).
  • Ten en cuenta que si contratas los oficios por separado, la organización de la obra recae sobre tí, y la posible responsabilidad de lo que salga mal también. Cuando entran trabajadores de distintas empresas o que no trabajan juntos, la culpa siempre será del otro, y te va a costar depurar responsabilidades y conseguir que te arreglen lo que haya fallado.
  • Si lo que contratas es una cuadrilla de autónomos, antes de nada, pídeles papeles que demuestren que son autónomos, con un domicilio y un teléfono que no sea móvil. Muchas veces te resultará imposible reclamar, ya que solo te dejan un móvil que pueden cambiar cuando quieran y no hay manera de localizarlos.
  • Lo mejor es contratar una empresa que te lo haga todo. Habrá siempre un responsable que se encargará de que los trabajadores cumplan con lo que tengan que hacer , y de que rectifiquen lo que hayan hecho mal. Además se encargará de que entren los profesionales adecuados en el momento adecuado, y la responsabilidad será siempre suya.
  • La empresa que contrates tiene que tener un seguro de responsabilidad civil para cubrir posibles accidentes, como mojar al vecino de abajo por una rotura de una tubería, etc.
  • No cabe duda de que el dinero es importante, pero a veces, es mejor elegir porque una empresa te de mayor confianza que otra. De ésa forma, te sentirás más a gusto.
  • Desconfía del "esto se hace por dos duros y en un par de patadas". Es mejor que te pongan pegas y te avisen de los problemas desde el principio. Es más fácil hacerse a la idea, y no que está hecho en una semana y luego son tres porque han surgido cosas. En cambio, si te dicen tres semanas porque pueden surgir cosas y luego no surgen y son solo dos semanas ¡¡¡ Da una alegría !!!.
2 comentarios

Consejos de decoración para habitaciones infantiles

Los niños tienen sus propias necesidades y, no nos engañemos, su propio mundo. El dormitorio de los niños no es sólo un lugar donde dormir y cambiarse de ropa. Allí juegan, estudian, construyen su mundo y pasan la mayor parte del tiempo. Por éso tiene una especial importancia, ya que deja de ser su habitación para ser su casa. Cada niño es un mundo, y la decoración debe ir de acuerdo a sus gustos, sus sueños y sus ilusiones. Muchas veces nos empeñamos en pintar de azul, cuando su color preferido es el amarillo. Una gran idea para acertar es dejar que éllos participen en su decoración, lo que les hará sentirse responsables y acertaremos a la hora de hacerles su propio refugio.

* Si tienes altura suficiente, en la habitación de los niños puedes hacer un altillo, de manera que si colocas en la parte de arriba las camas, te quedará todo el dormitorio diáfano para colocar una zona de estudio y el resto para juegos. Si no hay tanta altura, podemos hacerte una tarima bajo la cual se escondan las camas. La parte de arriba puede ser la zona de estudio y el resto, cuando las camas están recogidas, queda diáfano.

* Procura no colocar la cama bajo la ventana, ya que por muy bueno que sea el cerramiento, siempre puede haber filtraciones de aire.

* La elección del color no tiene por qué basarse en cremas y amarillos. El cuarto de los niños es su reino de la fantasía, así es que aprovecha para llenarlo de colores divertidos y combinarlos como no podrías hacerlo en otro sitio. Pinta una pared rosa y el resto en amarillo, o combina el azul con los morados.

* Recuerda que siempre tiene que haber espacio para jugar. Si llenamos la habitación de muebles y accesorios... ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ Los juguetes acabarán llenando el salón, y éste se convertirá en su cuarto de juegos !!!!!!!!!!

* Los murales o frisos pintados con motivos infantiles harán de la habitación de tus hijos un espacio único que seguro les encantará. También puedes pintarles un cielo en el techo o en uno de los frentes.

* Procura que si tus hijos son pequeños, el revestimiento sea lavable (pinturas acrílicas, papeles lavables, etc), ya que todos sabemos la inclinación especial de los niños por decorar paredes). También es una buena idea poner en su habitación un friso de pizarras, y de esa forma pueden pintar lo que quieran.

* Los suelos de moqueta, si bien son muy cálidos, dan mucho calor en verano y además, por mucho cuidado que se tenga siempre acumulan polvo. Opta por una alfombra grande que puedas poner y quitar o suelos laminados o de madera que son más cálidos que el gres. En la habitación de los niños esto tiene una especial importancia, ya que pasan muchas horas jugando en el suelo.

* Si has pintado en un color liso, puedes decrar las paredes con wallies y figura. Visita nuestra tienda si quieres ver modelos.

* Si algo les cuesta mucho es recoger, y si conseguimos que recojan, entonces no lo ordenan. Busca contenedores que puedas personalizar. En el frente dibuja o pega un coche, por ejemplo, para que sepa que ahí se guardan los coches, o un lápiz para recoger los lápices.

* Tarde o temprano, deciden decorar las paredes con sus propios dibujos, posters que les regalan en las revistas o fotos. Para evitar que agujereen las paredes, existe una pintura imán con la que puedes pintar una pared. Es de color gris, pero puedes pintar encima del color que quieras. Así, podrán poner lo que quieran en las paredes sin llenarla de agujeros. Pregúntanos por esta solución. Te lo podemos pintar o te podemos conseguir la pintura para que lo hagas tú.

* Procura que el escritorio esté cerca de la ventana o debajo de élla para que reciba luz natural mientras estudia.

0 comentarios